Ahora en 4DX

Category: blog (page 2 of 2)

Gritar no es tan malo

El Ángel estaba pintado de negro. Nunca lo había visto de esa forma. Ni siquiera en las imágenes mentales que inconscientemente anticipas sobre lo que vas a vivir, pensaba que iba a ver eso. Avenida Paseo de la Reforma, la más bonita de la ciudad de México, tomada por personas de semblante molesto, la gran mayoría vestidas de negro. Luto. Pasaban unos minutos después de las 5 de la tarde, la hora a la que fuimos convocados para marchar —una vez más— hasta el Zócalo para protestar, reclamar la justicia que nos prometieron y que no hemos visto.

Pareciera una novela de ciencia ficción, o tal vez un libro de historia, pero las imágenes y las anécdotas de anoche fueron reales. Estamos haciendo historia. El motivo es uno: estamos a punto de cumplir dos meses de que un servidor público y su esposa, con la mano en la cintura, mandaron a un grupo de delincuencia organizada desaparecer, torturar y asesinar a unos normalistas revoltosos que querían boicotear un discurso. Jamás imaginaron la gravedad del asunto. El gobierno, en clara combinación con el narcotráfico, mandó matar estudiantes. Dice el dicho que “un pueblo que no conoce su historia está destinado a repetirla”. Tan triste, tan cierto, tan violento. No sólo repetimos la historia, sino que multiplicamos el horror y la barbarie. Dejamos el poder en manos de quienes se alimentan de él. Irresponsables, despreocupados, dejamos que el gobierno hiciera lo que nosotros no queríamos ni ver. Y repetimos la historia.

Continue reading

La casa es el menor de nuestros problemas

Lo mejor que le pudo haber pasado a Enrique Peña Nieto durante su campaña presidencial fue que lo acusaran de iletrado e ignorante. Y digo “lo mejor” porque para los que se dedicaron a llevarle la imagen durante tantos años, fue relativamente sencillo controlar esa crisis. Quiero suponer que los que se metieron a leer esta entrada leen: un libro al año —al menos— o el artículo ocasional de periódico, la noticia viral que requiere un poco más de atención que el timeline de Twitter o Facebook. Los que leen en México, es porque se pueden dar el lujo de hacerlo, somos minoría. Más de la mitad de los hogares en México poseen únicamente diez libros. Es el lugar común: México no lee.

Entonces, la crisis del Peña Nieto iletrado —o peor aún, la del Peña Nieto que no sabía hablar inglés— fue una preocupación burguesa. ¿Cuántos podíamos identificarnos con esa falla? ¿Para la gran mayoría era un problema? Me gustaría pensar que sí, pero comparado con la matanza en Atenco o la misteriosa muerte de su esposa (una historia digna de telenovela), que el candidato no supiera leer no significaba absolutamente nada para la mayoría de los electores.

Continue reading

Disertaciones interestelares

Vengo saliendo de ver por segunda vez Interstellar. Fui al cine solo: uno de esos rituales tan mal vistos por una sociedad que considera que ir a ver películas es una convención social, una forma de pasar el tiempo sin realmente invertir atención en el otro. Vamos al cine con nuestros amigos, parejas, acompañados; porque de alguna forma experimentamos dimensiones alternativas: y naturalmente, hay algo de miedo en la experiencia. Necesitamos ir acompañados a ese lugar oscuro, que nos mostrará otra realidad durante un tiempo determinado. Cuando regresamos a nuestra zona segura, compartimos nuestras experiencias. A algunos les gustará lo que vieron, otros decidirán que pudieron haber invertido su tiempo en algo mejor: hay quienes prefieren guardar esa experiencia en un lugar recóndito de su memoria. Sin embargo, hay una verdad incuestionable: siempre entramos unos y salimos otros de las salas de cine. Dependiendo del nivel de inmersión —la conexión entre nuestros inconscientes y lo que vimos en la pantalla— la forma de pensarnos y percibirnos ante el mundo cambia.

Continue reading

Dictaduras

Había que hacerlo. Fui a ver el fin de semana pasado, y contra todas las recomendaciones de mis conocidos, la última película de Luis Estrada, La dictadura perfecta. Antes de entrar a la sala, un par de días antes, leí esta reseña en Migala que sobresale del resto de las críticas a la película. Ahí, el autor habla sobre la soberbia intelectual de este país. El elitismo que vivimos todos los días, basado en el juicio de valor ante las preferencias y hábitos de consumo de entretenimiento de los demás. “Si ves Televisa eres un idiota. Si lees Letras Libres eres inteligente…” y demás sandeces del tipo. Estamos acostumbrados a polarizar y tomar partido ante la menor provocación. Los pejezombies y los peñabots, los fresas y los nacos, los malditos hípsters y las personas “normales”. Es cosa de todos los días, y en mayor o menor medida, todos somos culpables del cisma.

Continue reading

Pánico y Palomitas

Mucho ha ocurrido desde la última vez que nos vimos. Tal vez demasiado.

Algunos estarán familiarizados con Pánico y Palomitas. Es el nombre de mi primer blog, que por ahí sigue, ocupando espacio virtual. Abandonado, pero con vida, algo así como un paciente en coma, esperando a ser desenchufado y visitado por alguno que otro curioso. Es probable, también, que inconscientemente lo mantenga con vida, para recordarme quién era hace diez años, cuáles eran mis ambiciones, cómo veía el mundo. Es algo similar a esa caja que todos guardamos en el armario con cartas y objetos que mantienen vivo el pasado. Fetiches que nos recuerdan que en algún momento la realidad que vivimos fue distinta. Generalmente, nos damos cuenta que era más sencilla, aunque los contenidos de los recuerdos digan lo contrario.

Continue reading

Newer posts

© 2018 Pánico y Palomitas / Wordpress pimpin' by Pepemigala

ABOUT